Este libro es un cohete

Escrito por: Peter Newell y adaptado por: Maria Luisa Sarria

Este no es un libro defectuoso ni ha sido carcomido por una polilla gigante. El agujero real, justo en el centro del libro, es culpa de Lucas, el pequeño malhechor que encontró un cohete en el sótano de un edificio. ¿Que si lo encendió? ¡Por su puesto! Un truhán de este calibre no se habría quedado con la tentación de lanzarlo, dejando a su paso las más divertidas situaciones. Este clásico de la literatura infantil, escrito en 1912, revive para los niños de nuestros tiempos, en esta bella edición.

Ir directamente a la información del producto
1 de 2

Precio habitual $44,000.00 COP
Precio habitual Precio de venta $44,000.00 COP
En oferta Agotado
Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pago.

Descarga muestra gratis

Para ver una muestra gratis haz click aquí.

Posiblidades pedagógicas

Edad recomendada

  • Para lectores en marcha (a partir de 7 años).
  • Lectura asistida a partir de los 5 años.

Posibilidades didácticas

  • Permite un acercamiento a un clásico de la literatura infantil anglosajona a través de una excelente adaptación al español.
  • Abre un diálogo sobre cómo han cambiado algunas dinámicas sociales, pues retrata situaciones de la vida cotidiana dentro de departamentos familiares del siglo XX.

Elementos Artísticos

  • Ilustraciones originales de 1912 en técnica de lápices de colores, especialmente restauradas para esta edición.

 Interactividad

  • Puedes accionar el cohete en cada una de las ilustraciones del libro con la aplicación RocketTron®.

    Ficha técnica

    -ISBN: 978-958-53023-4-1
    -Idiomas: Español - Inglés
    -Edición: 1ª edición
    -Año de publicación: 2021
    -Páginas: 48
    -Acabado: Rústica.
    -Dimensiones: 22 x 22.

    Autores

    Peter Newell

    Fue un ilustrador e historietista estadounidense, que nació en 1862 creador de la tira cómica Las siestas de Polly (1905-1906). Realizó ilustraciones de clásicos, como Alicia en el país de las maravillas, de Lewis Carroll, pero creó también libros propios (El libro del agujero, El libro del cohete o El libro inclinado). Su obra maestra, sin embargo, es la tira cómica Las siestas de Polly, dirigida a un público infantil, se publicó en el New York Herald, en el que también colaboraban Gustave Verbeek y Winsor McCay, entre 1906 y 1907. Una tira que ha sido comparada con obras maestras del cómic temprano como Little Nemo o Dreams of a Rarebit Fiend, del gran Winsor McCay. Murió en 1924.

    ¿Por qué dar a tu hijo este libro?

    Porque es un clásico lleno ingenio, escrito en una rima divertida, con personajes con los que muchos tipos de lectores se pueden sentir identificados. Además, su adaptación en español esta pensada especialmente para los niños y niñas de hoy.

    Porque combina el universo literario con el juego, ya que gracias a su aplicación RocketTron® podrás accionar el Cohete en cada uno de los 22 pisos del edificio.

    Porque sus ilustraciones, realizadas con lápices de colores desarrollan un universo monocromático en cada uno de los apartamentos que retratan. Además, el trazo de Peter Newell logra una gran variedad de gestos y situaciones hilarantes.

    • "A mi hijo le encanta gastar bromas, a mí me gusta que lo haga, siempre con respeto, claro. Pero siento que eso hace que desarrolle mucho su creatividad y sentido del humor, lo cual me parece fundamental en la vida. Cuando leímos este libro le gustó muchísimo por todo lo que provoca Lucas, ¡él sintió que podría ser ese personaje!".

      Pablo Castellanos Cruz 
    • "A mi hija le da muchísima risa todo lo que pasa en este libro, y cuando terminamos de leer, se queda un rato hablándome de las ilustraciones e inventando micro-historias con ellas. Yo le pregunto cómo cree que se llamaban los personajes, qué estaban haciendo antes de estar ahí, etc. Felicidades por este libro, que nosotras en casa, hemos convertido en una fuente inagotable de historias".

      Iris Acosta Díaz 
    • "¡Nos encantó este libro! Cuando lo leemos con mi hijo, él siempre espera a que aparezcan los sonidos del Cohete porque le encanta hacerlos: "crash" "boom" "suash" y esas cosas. Es un libro que lo emociona mucho, también juega un montón con el hueco que tiene en la mitad. Me encanta verlo tan conectado con la lectura".

      Amalia López Castro 
    1 de 3
    1 de 4